sábado, 20 de agosto de 2016

Permanecer con el sucesor de Pedro (11)

Continuamos con la tercera parte de la transcripción (ver los dos “posts” anteriores) del mensaje que recibió Marga, de Jesús, en un Retiro espiritual, el día 30 de septiembre de 2015.

José Ribera. San Pedro. Óleo sobre lienzo (Museo del Prado). Hacia 1632

Ver el Sitio Oficial y el Canal de YouTube de “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús” (VDCJ).

En cursivas van las intervenciones de Marga. Las negritas son nuestras, y también los comentarios entre paréntesis cuadrados [].

----------------------------------

Mensaje de Jesús del 30 de septiembre del 2015 (parte)

(Retiro)

(…)

El Triunfo de la Inmaculada. Para que María triunfe como la Inmaculada, y triunfe sobre el demonio, primero el demonio debe haber tornado posesión de las almas, y establecido su reino grandilocuente. Ella lo aplastara, aplastara la cabeza de un golpe (cfr. Gen 3,15).

Él debe creer que ha triunfado. Yo debo haber sido retirado. La Desolación sobre mi Casa, y el reinado del Anticristo. El mundo, merced las malas artes. Y todo lo tenebroso dándose cabida entre vosotros.

Los espíritus inmundos bajaran a vivir entre vosotros, pues los habéis dado cabida en vuestras almas y en vuestras casas. Muchos ya lo hacen, y habitan los espíritus inmundos en sus almas, en sus casas y en sus cosas.

Esto será ya más a gran escala.

Existirán «maestros espirituales iniciados» y, bajo una apariencia primero muy alegre, bella y emotiva, conducirán a las almas a la perdición y al trato directo con satanás. Creerán que lo hacen con «una Luz de Bondad» (cfr. 2 Co 11,14) que todo lo inunda y todo lo posee, y eleva al alma a otras ondas de comunicación y de existencia.

No se os ocurra, no os vayáis nunca detrás de esos seres espirituales, incluso algunos materiales, pero básicamente son ahora espirituales. Incluso creen que interactúan y ven a seres materiales corporales, pero son sólo espirituales.

En cuanto el demonio tenga más poder, se ira materializando y podrá hacer como encarnaciones de él en cuerpos físicos. Pero básicamente su presencia será tomada de cuerpos de hombres entregados a él. Los posee de muchas maneras. Una es la directa, como ya te he explicado, entregando voluntariamente y abiertamente tu alma a satanás, y otra es la indirecta, que la persona no es consciente que es satanás, pero sí ha entregado su alma a ese ser espiritual que se ha puesto en contacto con ella a través de vías paranormales. Le entrega el poder sobre cosas, acontecimientos, cosas materiales. Le halaga el oído, diciéndole que le va a entregar «poderes» por los que los demás hombres le alabaran. Realiza los «milagros» irreales. Y mueve las cosas de la creación para ellos. Adquiere poder sobre la creación material, pudiendo alterar lo que es querido par Dios y «crear» algo fuera del control de Dios (Nota de Marga: “Lo altera con el permiso de Dios”). Que nunca es un «crear» de la nada, como hizo Dios (cfr. Gen 1,1), sino un interactuar con lo que ya está, con lo que ya está creado. Modificará lo ya creado, queriendo realizar una creación en los animales y las cosas, como la no-querida por Dios. Incluso realizará los experimentos de juntar hombres y animales, animales de distintas especies entre sí, y todo para decir que él es Dios y hace la creación como él quiere, no como fue querida por Dios. Que él tiene el poder, y él puede modificar lo que quiera.

Veréis unos extraños prodigios, que no os darán ninguna paz. Sin embargo servirán para atraer a grandes masas sobre aquel que los convoca y los realiza. Sera mirado como un dios, un dios humano, uno de vosotros. Pero es el Anticristo

El mayor prodigio que realizara será el parar las guerras, parar las muertes y la destrucción.

Habrá un periodo de falsa paz propiciado por el Anticristo.

No puede haber paz en donde los corazones hay guerra, y mucho menos donde hay guerra contra Dios.

Toda la humanidad agradecerá este periodo de Paz.

¿Por qué se le llamara Anticristo? Porque será tornado como Cristo, sin serlo.

— ¿Es una persona en concreto?

Vendrá como Cristo, como si fuera Cristo en su Segunda Venida. Poniendo Paz. Como el «Príncipe de las Naciones» (cfr. Ex 31,11). Y la Iglesia, el Antipapa, lo reconocerá como tal. Se proclamará: la Segunda Venida de Cristo. Ese que se espera, ese que tanto esperáis.

Vendrá con un poder material grandilocuente pero, ¿qué pasa que no atrae a todos los corazones a él? No tiene todo el poder espiritual. ¡Ni siquiera todo el poder material! No puede atraer a él los corazones que ya son míos. Sera fácilmente detectable por vosotros.

Sobre todo no puede atraer a él los corazones que se han hecho ya de María, los corazones que viven en la consagración total a su Corazón. No podrá con los Apóstoles de los Últimos Tiempos. No podrá con las Almas Victimas.

— (Son 3 clases de gente diferente, aunque una misma puede ser las 3)

Sera fácilmente detectable por vosotros. Vosotros, que estaréis en Mí, veréis cómo esa supuesta Segunda Venida no os dice nada.

El aspecto de ese Anticristo es bello, es belleza y bondad, pero su interior, es podredumbre. No conectara con vosotros.

La supuesta Venida de Cristo será televisada. Todo el mundo la vera.

Vosotros lo distinguiréis inmediatamente. Sin embargo, muchos correrán tras él.

Se dirá como que ha unido a todas las iglesias en una, y que se han cumplido las profecías de que va a haber una sola religión a nivel mundial, pero será la religión de la Bestia. Paz y un solo gobierno a nivel mundial, pero será el gobierno de la Bestia. Cesaran los cataclismos y las epidemias, pero lo serán solo par artes negras volviendo luego con más fuerza sobre vosotros.

Muchos «iniciados» creerán sanar con sus manos. No os dejéis tocar e imponer las manos por uno de ellos.

— ¿Qué hacemos con todo esto? Parece tremendo. Pero no me da miedo. Parece que lo distinguiremos todo fácilmente. Y que estaremos Contigo de una manera especial, protegiéndonos.

Así es, será fácilmente detectable por vosotros, y tendréis siempre mi apoyo y mi ayuda. Además, si es necesario, de una manera incluso visible y milagrosa, sobre todo en el último periodo, donde va a ser más cruda la lucha.

— (Jesús sonreía y estaba tan tranquilo ahí, en el cuadro, que me daba la certeza de que esto lo íbamos a poder llevar perfectamente)

Lo podréis llevar así, siempre que estéis unidos a Mí.

— Jesús, por favor, esto es una locura. Parece tan de ciencia ficción que díselo, por favor, a otros «videntes» para que me crean.

Yo lo hare. Yo lo hago.

— Cuando lean esto, van a decir. «Este Libro, fuera».

O «Este Libro, venga». Sobre todo cuando se vaya sucediendo punto por punto, y en el orden que te he dicho, lo anunciado en ellos.

Creen los fieles que están seguros, amparados en una tal o cual parroquia, amparados ante una figura de sacerdote conocido, con buen nombre en la diócesis, con un currículo, con tal apellido... Y creen que así, amparados por esa figura, no perecerán. Pero no es nada ni nadie lo que os protege del Maligno ni lo que os protegerá de la confusión ni de la debacle, sino que seré Yo y mi Madre.

Dejaos conducir por mi Madre. Es Ella la que os llevara.

Todas esas figuras de sacerdotes o fieles muy «ortodoxos», muy «de la Iglesia», muy «fieles al Obispado», caerán a una con el Obispado, si no me siguen a Mí y a mi Madre.

¡Ay, todos aquellos que tienen sus basamentos en la valía de sus nombres! Verán, pronto verán como se les va a derrumbar, todos a una, cuando llegue a vosotros la confusión en la Iglesia.

Muchas gentes de buena voluntad lo pasaran mal, porque verán que se les desviaran todos sus líderes, y que seguirles a ellos será una barbaridad, pero no les quedara más remedio, porque se verán obligados. Y luego, poco a poco, convencidos más en sus ideas erradas, terminaran aceptándolas plenamente.

Que diferencia en vosotros, hijos míos, que tenéis el discernimiento, que habéis sido educados previamente en lo que es de Dios y de la Iglesia y lo que no es de Dios, que habéis tenido sabios guías, que os han engendrado, y que Dios está sobre vosotros, no os abandona, y cuando estos guías fallecen, os da otros que continuaran sus pasos.

No así mucha gente. Gran número de gente que camina errada tras los pasos de un pastor errado. Son dignos de compasión.

A vosotros os mando para ayudarles.

Esos pastores a menudo actúan como lobos desaforados, que no sueltan su presa. A menudo actúan sobre sus ovejas como tiranos, como reyezuelos de un feudo. Y en vosotros ven una amenaza. No dudan y no les duelen prendas en calumniaros, si es preciso, para conservar sus ovejas en su redil, y que no podáis ayudar ni tener ascendiente sobre ninguna.

¡Oh, pastores errados, que erráis los pasos de vuestras ovejas y que las conducís, con vosotros, a pastos que resultan ser el Abismo! ¡Más os valdría no haber nacido! ¿No podéis ver? ¿Tan emponzoñados tenéis vuestros ojos de curároslos con un colirio que resulta ser podredumbre?

¡Oh, cómo hieren mi Corazón estos pastores errados!

Necesitamos guías de las gentes que, como vosotros, les conduzcan por los caminos de la vida liberándolos de todo esto.

No tengáis miedo. Sois vosotros los nuevos pastores.

Querida, ¿cómo no ver en ti la dulzura de Dios? ¿Cómo no ver en ello (eso) el aviso cariñoso de Dios, que os dice lo que· hay que hacer cuando os sucedan todas esas cosas, y os tranquiliza en el Camino, os da las pautas, os guía en esa tempestad?



sábado, 13 de agosto de 2016

Permanecer con el sucesor de Pedro (10)

En este “post” continuamos con la segunda parte de la transcripción (ver “post” anterior) del mensaje que recibió Marga, de Jesús, en un Retiro espiritual, el día 30 de septiembre de 2015.

Domeninchino (?), Las lágrimas de san Pedro (1600-1630). Óleo sobre lámina de cobre (Museo del Prado)

Ver el Sitio Oficial y el Canal de YouTube de “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús” (VDCJ).

En cursivas van las intervenciones de Marga. Las negritas son nuestras, y también los comentarios entre paréntesis cuadrados [].

----------------------------------

Mensaje de Jesús del 30 de septiembre del 2015 (parte)

(Retiro)

(…)

En un principio va a venir el Cisma y no parecer que viene. De hecho, ya lo tenéis, ya lo tenéis encima.

Ya hay sacerdotes abiertamente en contra del Magisterio de la Iglesia Católica; ya hay declaraciones conjuntas de muchos de ellos; ya se unen para oponerse a la Iglesia de Cristo, y crear otra Iglesia a su medida. Y no se lo quiere dar mucho bombo a esto, pues es muy grave. Y se espera que recapaciten, pero no lo harán.

Se espera que, cuando lo hagan más abiertamente con más fuerza y mayor número de ellos, que el Papa responda excomulgándolos, pero no lo hará, porque es consciente de que eso es el Cisma anunciado. Piensa que, de esa manera, ellos recapacitaran. Y así da más tiempo a que sobre ellos venga el Aviso, y puedan ver. Pide el Aviso como una Misericordia de Dios, confía en él, en que vendrá, reconduciendo a toda la Iglesia a su redil. Por eso espera la actuación de Dios, y no hará nada que cierre el paso definitivamente a esos fieles a la Iglesia. Está en lo adecuado.

— ¿Sí?

Sí, pero sus hermanos, los «católicos de toda la vida», los fieles, exigirán una excomunión de estos sus hermanos. Realmente, ellos mismos ya se han excomulgado, ya se han salido de la Iglesia al proclamar eso. Queda claro que no pertenecen a la Iglesia Católica.

¿Qué es «eso»?

Que Jesús no está en la Eucaristía. Que los divorciados y vueltos a casar, pueden comulgar, así como también todos los de vida licenciosa, pues «lo que celebramos no es comulgar el Cuerpo y la Sangre de Jesús, sino una reunión fraterna de caridad». Eso ya lo están haciendo. Ya se hace en muchas iglesias. Pero luego será oficial.

— El Papa debía poner orden.

No. Debe dejar que lo ponga Yo. Pero no querrán esperar, sabedores de que, si esperan, Dios podría solucionarlo, dando ese toque a las conciencias que les haría recapacitar.

Lo que quieren es romper la Iglesia, que la Iglesia se rompa ya, y sin remedio. Pretenden que sea una escisión que acabe con ella. Así introducen al Antipapa, que de otra forma no introducirían.

Dejando actuar al Espíritu Santo, el Espíritu Santo siempre reconduce a la Iglesia. No dejaran actuar al Espíritu Santo. Querrán impedir la conversión de estos Cismáticos porque, durante el Aviso, ellos se espantaran, y se encontraran que, estando excomulgados, no pueden recurrir a su Madre la Iglesia (Nota de Marga: “Se verán así, y se creerán que no podrán recurrir, pero siempre se puede recurrir a la Iglesia, que es Madre”), y se desesperaran.

El Antipapa los excomulga, y alejados como lo estarán, de Dios, se sentirán incapaces de volver.

Para realizar esta excomunión, se ha tenido que retirar primero el Santísimo de los Templos. Dando la orden de primero no reservar, y de luego, no consagrar. Temporalmente. Se dice que esto es temporal, hasta que vuelva luego la «normalidad» a la Iglesia.

¿Cómo se puede decir que no es normal defender el Cuerpo de Cristo? ¿Cómo pueden ellos defender el Cuerpo de Cristo si en sus almas, al comulgar, comen y beben su propia condenación? (cfr. I Co 11,29).

— Señor, esto es demasiado complicado...

No lo es. Escucha: Lo que quieren es retirar el Santísimo de los Templos primero, y después de vuestros cuerpos y vuestras almas. Lo que quieren es también retirar el «katejon» (cfr. 2 Ts 2,6), el obstáculo que retiene la venida del Anticristo, y eso es el Papado. Con esto logran las dos cosas, retirar las dos cosas. Y de una manera sencilla.

Retirando al Santísimo de los Templos, retiran la protección que desde el Cielo viene sobre vuestros pueblos, sobre vuestras ciudades. Retiran la protección del Cielo sobre vosotros. Te digo que esto ya tiene lugar en muchos sitios de vuestras iglesias. Esto ya está sucediendo. Ya se está retirando el Santísimo, de una u otra forma.

También, la poca asistencia de los fieles hace que ya no sea necesaria su presencia en muchos pueblos, en muchas Órdenes, en muchos sitios antes frecuentados por feligreses, hoy vacíos y desérticos. El Santísimo va siendo retirado de vuestros lugares.

En aquella ciudad, aquel pueblo, aquella provincia o aquella región en la que sea retirado el Santísimo, queda mucho más a la intemperie y merced que venga satanás sobre ella y pueda hacer estragos.

Retirando al auténtico Papado del medio, damos paso al pretendido reino que quiere hacerse satanás desde la misma Iglesia de Cristo.

Para que Cristo Reine primero tiene que haber un reino del demonio, y Cristo venir a reinar por encima de él, destrozando y anulando todas las obras de muerte que se cernían sobre vosotros.

Y el demonio no reina ni viene a reinar donde esta Cristo. Primero se ha tenido que retirar a Cristo.

En aquel pueblo, ciudad o región, país donde se de culto a Cristo Eucaristía, el demonio no podrá reinar.

No solo donde esté [las negritas son originales] la Eucaristía, sino donde se le de culto, porque para que no este, primero se ha tenido que dejar de dar culto. No desaparece el Santísimo de donde hay culto hasta que venga el decreto de Abolición. Entonces sí. Entonces sí os será retirado. Pero continuará en los que me aman, y en los que sean valientes, arriesgando, cuando se llegue a la cima, al cenit, hasta su propia vida.

En las vidas de las gentes que han dejado de ser eucarísticas, ¡qué fácilmente se cuela satanás!

Primero se deja de estar en Gracia, luego de comulgar, luego de venir a Misa y luego de venir a la iglesia. Así, satanás puede hacer lo que quiera con esa persona. Puede hacer estragos. Satanás hace estragos en las almas no-en Gracia.

Esas cosas ya están sucediendo ahora. Reina la confusión y el desamor en las almas.

Dejad actuar a mi Papa, porque es el Papa autentico. Confiad en él, aunque le veáis que no acierta a dominar mi Iglesia. Está asistido por el Espíritu Santo. Cumple órdenes del Espíritu Santo, que ahora mismo le dice que debe obrar así. Vosotros confiad. Confiad en él y en Mí.

¿No veis que él está reteniendo al Anticristo? ¿No veis que es muy valiente y se atreve a hablar, a decir, a cortar, a dejar... confiando en Mí?

Las órdenes que tiene de parte del Espíritu Santo son: «Atraed a todas las gentes a Mi antes del día». Es consciente de que le queda poco tiempo, e intenta atraer a la Iglesia a cuantos más pueda, porque llegara un día que ya no podrá. Y es cuando se cierren las puertas de mi Misericordia, que es cuando descienda la Ira sobre vosotros, en los días del reinado del Anticristo, del reinado de satán.

— ¿Reinado de Satán?

Permanecerá cerrada mi Casa por 3 años. Nadie podrá entrar o salir.

— ¿Si? ¡Tres años es mucho tiempo! ¿Podremos resistir?

Sí. Serán acortados por las suplicas de una Virgen, pero podréis resistir, sí, los que ya os habéis hecho fuertes. Y seréis guías y conductores de vuestros hermanos, los recuperados a última hora, o simplemente, los débiles, los más débiles.

¿Durante este Reinado del Anticristo, María reina en los corazones?

Si. Es así únicamente como podréis resistir.

Cuando los corazones sean todos de María, vendré Yo.

Algunos ya lo son, pero hay pocos. Hay que conseguir más.



sábado, 6 de agosto de 2016

Permanecer con el sucesor de Pedro (9)

En este “post” transcribimos parte de un mensaje muy largo que Marga recibió de Jesús en un Retiro espiritual, el día 30 de septiembre de 2015. En próximos “posts” continuaremos copiando el resto de este mensaje.

San Pedro, Óleo sobre tabla de Pedro Pablo Rubens (ca. 1610-1612). Museo del Pardo.

En cursivas van las intervenciones de Marga. Las negritas son nuestras, y también los comentarios entre paréntesis cuadrados [].

Recientemente ha comenzado un Canal de YouTube [] de “La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús” (VDCJ), en el que han ido apareciendo videos de los mensajes recibido por Marga. Ver el siguiente como ejemplo: “Entrevista a la Virgen María”:



----------------------------------

Mensaje de Jesús del 30 de septiembre del 2015 (parte)

(Retiro)

— Jesús:

Ven a Mi con confianza, hija.

— Estoy más fría que una piedra, mas seca...

Pero no eres tú, sino Yo el que va a hacer el Mensaje. Yo quiero, he querido tenerte así para que se vea mejor mi Obra. Para que hasta tú misma te asombres.

A lo largo de este día interrumpe lo que quieras mi discurso hacienda parones para descansar, para pasear... No dependerá de tu concentración las Palabras que Yo te diré, sino de la Mía. Te aconsejo: no pienses. No medites en ellas. Tan sólo cópialas. Copia lo que oyes. Ya tendrás tiempo para meditarlas. Si no, no avanzo, no avanzaremos. Descansa e interrumpe lo que quieras, lo que debas o puedas. Te lo dejo a tu elección.

Siéntete Conmigo libre. Libre para apuntar aquí en la Capilla, libre para apuntar afuera en el banco, en el jardín, las escaleras... donde quieras. Esta Casa es Mía y Yo estoy en mi Casa. Siéntete tú también en tu casa, pues tuya es también. Siéntete con naturalidad. Se una niña pequeña que disfruta de mi Presencia y en mi campo.

— Eso es, Jesús, porque no hacen falta cosas y palabras raras para tenerte.

No, no hacen falta.

Me tienes contigo, ¡me tenéis con vosotros! siempre que queráis. Si me expulsáis me voy, porque Soy un Caballero. Pero si queréis tenerme a vuestro lado, me tenéis.

Confía en Mí, confía en este Don de Dios. Relájate y deja de pensar en otras cosas: tu casa, en cómo harás esto... y pon tu mente sólo en Mí. En Mí encontraras el descanso, en Mi el Amor, en Mi la Providencia que te cuida, en Mi la Fortaleza que te hará hacerlo todo.

— Les ha dado miedo lo que va a pasar con la Eucaristía (Nota de Marga: “Había gente que me lo había comentado”).

La Abominación de la Desolación vendrá sin apenas ser vista, sin que apenas os vayáis dando cuenta. De hecho, ya está viviendo y no os dais cuenta. Convive con vosotros y no os hace variar en nada vuestros hábitos.

Para que os haga variar vuestros hábitos, para que vosotros os quedéis sin comulgar, tienen que pasar antes mucho tiempo, y muchas cosas.

Estos Libros serán tenidos en menos, porque dirán: « Ves, no está pasando». Pero estará pasando sin que os deis la mayoría apenas cuenta. Lo hará primero de una forma encubierta.

En muchos sitios ya no se consagra, y los que acuden a Misa acuden como a un acto protestante, sin la Eucaristía, porque el sacerdote no cree en su ministerio y no cree en el acto que celebra, no cree en la Transubstanciación. Por eso, de cada sacerdote que vosotros tengáis dudas acerca de si hace eso, no acudáis a su Misa. Dejadle que celebre «su» rito con «sus» fieles. No contribuyáis a ello.

Hay Sagrarios en donde Yo ya no estoy, a pesar de haber hecho una reserva de las formas en él. No son formas consagradas.

Hay sagrarios donde, por miedo a las profanaciones, han retirado de ellos el Santísimo, aunque dejan la lucecita como señal de su presencia. Son otros templos donde no estoy.

Hay otras iglesias donde el sacerdote y los fieles, que se dicen católicos, dicen abiertamente que vienen a una celebración donde no está el Cuerpo y la Sangre de Cristo en el altar. Sin tapujos, sin engañar. Y se dicen a ellos mismos dentro de la Iglesia Católica, pero no lo están.

Así que, como ves, la Abominación de la Desolación ya ha entrado en vuestros templos y ya está entre vosotros, aunque os parezca que no. Ira viniendo más, y poco a poco. Sin miedo. Sin aspaviento. Sin ser visto.

Vosotros podréis evitar muy bien todo eso, porque a vosotros os he dado el discernimiento para ver en dónde está el Buen Espíritu.

¡Ah, Marga! ¡Serás luz de muchos!

Muchos están esperando este Tercer Libro para ver y para saber cómo deben actuar.

Lo primero (que tenéis que hacer) es esto: también vosotros sin aspavientos, sin ser vistos, sin hacer ruido, dejad de asistir y colaborar con cosas así, de este tipo. Dejad solos a esos supuestos «líderes de masas» e «iglesias modernas» que, con sus artes, lo único que hacen es separar a la gente de la Iglesia Antigua, la Verdadera, y de sus Sacramentos y Dones del Espíritu Santo. Lo único que hacen con esto es proclamar una llamada con el cuerno a las iras del averno, que vendrán a posicionarse en ellos. Y entonces el espíritu del mal ira tomando cada vez más cabida y actuando en ellos y en todos los que, como ellos, sigan sus ritos.

— ¿Y los que no se den mucha cuenta, Jesús? ¿Les vas a dejar ahí? ¡Pobre gente!

Yo tengo para ellos Misericordia.

Es a vosotros a los que os aviso y os digo todo esto, para que a su vez podáis llevaros a otras masas tras de sí. Es un contrarrestar del ejército de las tinieblas y el Mío.

¿Os veis que os cuesta ahora seguirme y encontrarme? ¿No me manifiesto a vosotros y me tenéis como un Niño Pequeño alegre y confiado en vuestras manos? ¿No sigo viniendo, a pesar de ser tan ignorado y perseguido? Pues igual en los días donde arrecie más la Gran Tribulación. Siempre me tendréis con vosotros.

— ¿Si? ¿Y no llegara un día que no te podamos comulgar?

Eso será muy, muy, muy remoto. Yo vendré, prácticamente, todos los días a vosotros. Si puede ser necesario, incluso hare que se reproduzca la Hostia y nunca se termine. Yo no os dejare. Tened fe. Yo no os dejare sin el sustento.

Por eso, hija: ¡qué temer!, ¿qué temer aquellos días?, ¿qué esperar, sino que Yo os proteja y que Yo os alimente?

Querida: mis ovejitas no perecerán ni de alimento espiritual, ni (de alimento) material. Yo os alimentare. Poned la Confianza en Mí. Sí podéis pasar penalidades, pero nunca os faltara el alimento, y mucho menos el espiritual.

— Jesús, ¿para qué quieres que escriba este otro Libro?

Querida, las gentes vagan sin saber a dónde ir. Necesitan guías, guías de las gentes. Guía de las gentes eres tú con este otro Libro.

¿Te parece poco todo lo que ha de pasar, y sin saber qué hacer?

— Sí, Jesús, pero parece que no pasa nada...

Sí, eso parece. Pero será como esto otro (Nota de Marga: “Que te acabo de decir”). Sólo se darán cuenta que sucede los que estén avispados y escuchen, y vean, y mediten, y crean.

Para los demás será como una época más en la historia, que hay que pasar, y que hay que «dejarse llevar». Que, como Dios es el Señor de la Historia y tiene su mano en la historia, El sabrá por qué suceden todos estos acontecimientos y lo que habemos de hacer es dejarse llevar con El, poniendo, como artífice, a Dios, algo de lo que sólo es artífice el hombre.

Dios no quiso que el hombre dejara de consagrar. El hombre, con su libre arbitrio, decidió dejar de consagrar.

Dios no quiso que en la Iglesia hubiera un Cisma. El hombre, con su propio arbitrio, decidió que ha de haber un Cisma sobre la Iglesia.

Dios no destituye a un Papa, Dios no crea a otro. El hombre, con su propio arbitrio, así lo decide.

— Pero le dejas.

Como le dejo hasta quitarse la vida. Sois libres.

El caos, la confusión, la separación, la guerra, el horror, el desamor... no fue querido por Mí (cfr. Sab 1,13s). Y vuestro deber no es aceptarlo mansamente, coma venido de mis manos, sino oponerse a él y luchar contra él, evitarlo. Vuestro deber es evitarlo.

Vosotros, a cuantos más podáis, hablad a la gente de esto.

— Nos tomarán coma locos.

En un principio. No desistid. Yo daré señales a los que tengan que creer para que crean en esto. Vosotros simplemente difundid esta Obra.

En un principio, se ridiculizara vuestra postura, coma ya lo está siendo. Se os cierran algunas puertas, las de las mentes obtusas.

Tenéis que daros mucha prisa en escribir, corregir y publicar este Libro. Si puede ser enero, mejor que febrero. Digo «si puede ser», no que «tenga que ser». Trabajad con (agilidad, prontitud), pero no agobiaros y que no se pierda vuestra salud si veis que no llegáis. Esto os lo digo solamente para que veáis la premura de tiempo que tenemos.



sábado, 30 de julio de 2016

Permanecer con el sucesor de Pedro (8)

Antes de proseguir con la transcripción de los mensajes que Marga ha recibido de Jesús y de la Virgen sobre el Papa (en el tercer tomo de sus escritos: El Reinado Eucarístico), nos parece oportuno recordar algunos textos del Magisterio de la Iglesia sobre las revelaciones privadas, para no perder de vista cuál es su función en el designio salvífico de Dios. Cfr. lo que menciona sobre esto el sitio oficial de la Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Las negritas son nuestras.

San Pedro  (José de Ribera, hacia 1630) . Museo del Prado

Veamos lo que nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica en el n° 67: “A lo largo de los siglos ha habido revelaciones llamadas "privadas", algunas de las cuales han sido reconocidas por la autoridad de la Iglesia. Estas, sin embargo, no pertenecen al depósito de la fe. Su función no es la de "mejorar" o "completar" la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia. Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sentir de los fieles (sensus fidelium) sabe discernir y acoger lo que en estas revelaciones constituye una llamada auténtica de Cristo o de sus santos a la Iglesia. La fe cristiana no puede aceptar "revelaciones" que pretenden superar o corregir la Revelación de la que Cristo es la plenitud. Es el caso de ciertas Religiones no cristianas y también de ciertas sectas recientes que se fundan en semejantes "revelaciones”.

Otro texto importante reciente es la Exhortación Apostólica Verbum Domini (30-IX-2010) de Benecito XVI, en el n° 14: “El Sínodo ha recomendado "ayudar a los fieles a distinguir bien la Palabra de Dios de las revelaciones privadas", [Nota 44: Propositio 47] cuya función "no es la de... "completar" la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia" [Nota 45: Catecismo de la Iglesia Católica, 67]. El valor de las revelaciones privadas es esencialmente diferente al de la única revelación pública: ésta exige nuestra fe; en ella, en efecto, a través de palabras humanas y de la mediación de la comunidad viva de la Iglesia, Dios mismo nos habla. El criterio de verdad de una revelación privada es su orientación con respecto a Cristo. Cuando nos aleja de Él, entonces no procede ciertamente del Espíritu Santo, que nos guía hacia el Evangelio y no hacia fuera. La revelación privada es una ayuda para esta fe, y se manifiesta como creíble precisamente cuando remite a la única revelación pública. Por eso, la aprobación eclesiástica de una revelación privada indica esencialmente que su mensaje no contiene nada contrario a la fe y a las buenas costumbres; es lícito hacerlo público, y los fieles pueden dar su asentimiento de forma prudente. Una revelación privada puede introducir nuevos acentos, dar lugar a nuevas formas de piedad o profundizar las antiguas. Puede tener un cierto carácter profético (cf. 1Ts 5, 19-21) y prestar una ayuda válida para comprender y vivir mejor el Evangelio en el presente; de ahí que no se pueda descartar. Es una ayuda que se ofrece pero que no es obligatorio usarla. En cualquier caso, ha de ser un alimento de la fe, esperanza y caridad, que son para todos la vía permanente de la salvación [Nota 46: Cf. Congregación para la Doctrina de la Fe, El mensaje de Fátima (26 junio 2000): L'Osservatore Romano, ed. en lengua española (30 junio 2000), 10]”.

Por todo lo que nos dice el Magisterio de la Iglesia, podemos recibir los mensajes de Marga (aunque aún no tengan la aprobación eclesiástica) con libertad y en espera de que los sucesos que se anuncian en ellos para el futuro se vayan produciendo o no.

En este blog, pensamos que el contenido de los tres libros es muy rico y provechoso para alimentar nuestra fe y ayudar a vivirla más plenamente en la época histórica que vivimos.

En uno de los mensajes que recibió Marga (14 de marzo de 2014), Jesús le aclara que otros pueden trasmitir los mensajes que ella recibe, y que también, aparte, se pueden hacer comentarios sobre ellos, dejando claro que son dos cosas distintas: una cosa son los mensajes (que deben permanecer inalterados) y otra las reflexiones personales. Puede verse un sitio que también publica los mensajes de Marga: Hispanidad.

En este “post” continuamos transcribiendo parte de algunos mensajes que Marga recibió en 2015, sobre el Papa y la situación actual de la Iglesia.

En cursivas van las intervenciones de Marga. Las negritas con las que destacamos algunas palabras o frases son nuestras. Los comentarios nuestros los ponemos entre paréntesis cuadrados […].

----------------------------------

Mensaje de Jesús del 26 de agosto de 2015 (parte)

Derrocan al Papa por esto [una supuesta aprobación del Papa —que no es así— de dar la Comunión a los adúlteros], pero ellos mismos [los de la “Falsa Iglesia”] lo siguen haciendo [siguen aprobándolo]. Es una excusa para derrocarle, para quitarle como cabeza y poner a otro [al Antipapa].

En este periodo, donde se supone que la Iglesia ha admitido la comunión de los divorciados vueltos a casar, que no ha sido tal, aprovechara el Profanador [el Anticristo] para profanar y para suprimir la Eucaristía de los Sagrarios.

En ese periodo de confusión, como los divorciados y los adúlteros, los fornicarios, etc., querrán comulgar, se forzara de Roma un decreto para suprimir las Misas públicas, debido a la confusión reinante. Donde ya no habrá fe en la Eucaristía ni en la Presencia Real. Creeréis que Yo os he abandonado.

—Pero sacerdotes podrán consagrar en privado.

Sí, pero ya muchos no lo harán. Se abrirá un periodo de más relajación en el clero, y muchos buscaran casarse, profanando así sus votos. Otros vivirán sin problemas en ilícita convivencia.
Al Papa actual le han hecho prisionero en el Vaticano y le han impedido que ponga orden en todo esto. Es un periodo donde se busca otro Papa y elevan en el Trono al Antipapa, que aparentemente pone orden.

Como se ha puesto en duda algo tan elemental y como principio de fe, que es la Eucaristía, al conceder la comunión a los que viven en pecado, por caridad, todo ha ido detrás y habrá muchos abusos. Por eso se cree más sensato suprimir la Comunión.

(…)

El nuevo Papa que vendrá triunfante inaugurara un nuevo rito, y será el de Adoración de la Bestia.

El Antipapa y el Anticristo.

Ellos pondrán la paz. Se inaugurara un periodo de aparente paz. Hasta los semitas se convertirán.

Pero, ¿cuál es la paz conseguida por los crímenes?, ¿cuál la conseguida a base de la Abominación de la Desolación? ¿Cuál a base de la permisión del desenfreno? La corrupción, el poder, el dinero, el sexo, y todas las pasiones desatadas y anidando principalmente en el seno de mi Iglesia y por mis ministros.

(…)

Llegará un momento que el Papa Francisco sea cruelmente asesinado. Subirá su personal monte del Calvario, y lo hará bajo el sufrimiento de caminar entre cadáveres, los cadáveres del Cuerpo Místico.

(…)

—¿Qué tengo que hacer con el Papa?

A este Papa (Francisco) le tienes que dar esperanza. Todo estaba escrito, y había de cumplirse así. Él no es el culpable. Otros le han manejado a su antojo. El sólo ha hecho lo que ha creído ser la Voluntad de Dios.

Mensaje de Jesús del 15 de septiembre de 2015 (parte)

—"Lo veo todo muy tranquilo, y me pregunto cómo pasaremos a todo lo que anuncia".

"Están preparando actuar después del Sínodo".

—"El Papa no va mal. Parece que no va a aprobar lo de la Comunión a los divorciados".

"No lo aprobará, pero tampoco cortará radical el Cisma, para que no se produzca lo que él ya sabe que está anunciado. Esto propiciará que le echen de la Silla del Vaticano, poniendo en su lugar al Antipapa.

Habrá un periodo de desgobierno en la Iglesia, entre una cosa y otra, y es entonces donde se producirán los saqueos y las profanaciones.

Habrá un Acontecimiento mundial que hará que en todo (en todo el mundo, en todas las cosas) se planteé un antes y un después. Después de ese Acontecimiento ya nada volverá a ser como antes".

—"Te refieres al Aviso" [Es el Aviso que anunció la Virgen a las niñas de Garabandal].

"Sí".

(...)

—"¿Y con el Aviso, los hombres no verán mejor?”.

"Los que quieran ver".

—"El Aviso también irá para los Cismáticos.

“Y no por eso se convertirán. Perseverarán en su negación, como Judas”. 

(…)

—"¿El Aviso llega antes de la publicación de este Tercer Libro?”. [Publicado a fines de febrero de 2016].

"No, llega después. Por eso Yo te estoy metiendo prisa" [Parece que el Aviso vendrá muy pronto].

—"Jesús, ¿el Cisma es en octubre?” [Es decir, en octubre de 2015, después del Sínodo de Obispos].

“No. Es más adelante. Esperarán a que pasen las Navidades...." [Del 2015. Es decir, quizá en 2016].

Sólo se volverán a Mí después (durante) el Aviso los que tengan el alma limpia (inocente); aun en medio de sus pecados, los que sean puros de corazón y sepan volverse con humildad a Dios.

La humildad no se improvisa en un momento. Luego, cuando queráis volver vuestra alma humilde, como única solución para volveros a Dios, encontrareis que no podréis, porque no os habéis ejercitado. La humildad se alcanza con humillaciones, con trabajo de anonadamiento. Los que no han perseverado en la humildad a través de su vida, no podrán convertirse volviéndose a Dios.

Vosotros, los que permanecéis en mi Casa, lo vais a ver tan diferente... que ahora sí ya sólo os va a preocupar el Reino.



sábado, 23 de julio de 2016

Permanecer con el sucesor de Pedro (7)

Ayer celebramos, por primera vez, en toda la Iglesia, la fiesta de Santa María Magdalena. Vale la pena leer el Decreto firmado por el Arzobispo Mons. Arthur Roche, Secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina los Sacramentos.

Autor anónimo, "Las lágrimas de san Pedro" (1620-1630). Museo del Prado

En este post continuamos transcribiendo algunos textos del Reinado Eucarístico (Tercer Tomo de los Mensajes de Jesús y la Virgen a Marga) en los que aparece la figura del Papa Francisco, con la expresa indicación, del Señor y de su Madre, de defenderle (“No atacad a mi Papa”).  

Recomendamos leer un extracto de la entrevista hecha recientemente a Mons. George Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y Secretario de Benedicto XVI, y publicado por Infocatólica. También se puede leer la entrevista completa en el sitio "Un Puente de Fe".

Las negritas, en los mensajes, son nuestras. Lo que está en cursiva es de Marga. Ponemos entre paréntesis cuadrados [] nuestros comentarios a los mensajes.

-----------------------------

Mensaje de Jesús, del 06-08-2015 (parte)

Hija mía, es el Mensaje a ti confiado el que te causa desasosiego. Y es el tedio de vida al que te someto en los afectos más íntimos el que te causa desolación. Pero Yo he querido que así sea para dar validez a mi Profeta. Más tarde agradecerás todo esto como grandes pasos dados por ti en sequedad, por el Camino de la Santidad. En la consolación en la desolación; entendiendo, y no entendiendo nada.

— Así es como estoy, Jesús, porque no estoy entendiendo nada. Tu Mensaje del día 4 [4 de agosto de 2015: ver post anterior], me parece confuso. Y que puede confundir. Y armar un lío considerable. ¿Por qué me lo das? ¿Es que soy la única a la que Tú andas diciendo estas cosas?

Hasta que termine de dar el Mensaje a ti confiado, sí.

Luego, cuando termine de hacerlo, e incluso antes de su publicación, lo daré a más gente para darle su validez.
(…)

No atacad a mi Papa.

Defended la Verdadera Doctrina, pero no cargaros al Papado.

Es derrocando a este Papa como vendrá el Anticristo.

Es el Antipapa el que ocupara el Trono de la Iglesia, aupado por vosotros, «los garantes de la Tradición», y los luchadores del Mal, actuando al unísono en un mismo fin y aun sin saberlo.

Es la Falsa Iglesia la que se prepara.

Francisco, procurando evitar el Cisma, lo hará. Propiciado precisamente por vosotros, los que le teníais que defender. Bajo aras de defender la Iglesia, la dinamitareis y os creeréis muy pulcros.

Si decís que seguís a esta niña, seguidla en el Mensaje completo, no en el que pensáis que es sólo para vosotros. Leedla entera. Y luego actuad. Actuad según mi Corazón, y según mi Espíritu, que no es el vuestro, pues el vuestro conduce al de las Tinieblas.

— ¡Pero a mí no me creen! ¡No me creerán! ¡Envía a alguien más creíble, más apropiado!

¡Oh, no saben ver, no saben ver...! Que aunque les enviase al mismísimo Rey de Roma no le creerían, porque no les he enviado a ellos, y son ellos los que se siguen a ellos mismos.

Pensaron y, con su sabiduría sin discernimiento, y sin oración y sacrificio, llegaron a vanas conclusiones de vanos huecos llenos, que fueron ocupados por el mal, aupado en su egoísmo.

(…)

Preguntadme, día a día, por mi Voluntad sobre vosotros. Preguntadme. Esta puede cambiar de un día para otro, porque vuestro mundo es muy convulso. Puede cambiar y, si vosotros no estáis atentos, puede que no la sigáis.

Escucha constante a mi Palabra.

Mira: Yo os hablo. Yo no os dejo huérfanos (Nota: Aquí habla de otro grupo de cristianos. Que no son los Tradicionalistas, y tampoco son los Moralistas). Escuchad a este mi instrumento. Es el que Yo empleo para vosotros para esta Hora.

Mensaje de Jesús, del 08-08-2015 (parte)

Hablabais hoy (Nota: En una reunión) de cómo «sostener» (Nota: No es correcto “soportar”, “aguantar” la Profanación) el ataque de los anticristianos al Templo. Te decían que no les podéis enfrentar cara. Pero Yo te digo que si debéis hacerlo. Si existieran gentes valientes que les plantasen cara, no vendría la Abominación de la Desolación.

La Abominación de la Desolación vendrá porque los cristianos han desertado de sus puestos, y han permitido las Profanaciones.

Para evitar las Profanaciones no tenéis que consentirlas. Esto es un absurdo. No es dejando entr.ar en los Templos a profanar como defendéis la Eucaristía. Lo que tenéis que hacer es poneros entre el profanador y el Altar de Dios.

— (Entiendo que esta es la postura que tenemos que adoptar: Si vienen a hacerse las fotos con el torso desnudo y pintadas y gritando, y se ponen en el Altar, nosotros nos tenemos que poner delante de ellas y el Altar. Y gritar: «¡Viva - Jesús Sacramentado! iViva - y de todos sea amado!»).

Juana, Juanita [la compara con santa Juana de Arco], lideras la Batalla de la Defensa de la Eucaristía. A ti te iremos dando instrucciones. Pero te diré que es una Batalla aparentemente perdida... ¡para luego resucitar!

En un principio se te seguirá mucho. Serás muy seguida y la Iglesia se hará eco y te apoyara. Luego serás vendida a tu enemigo, que es la Falsa Iglesia, y en el nombre de la Iglesia, se te condenara.

Avisa dónde van a ser las Profanaciones, para dirigirte ahí con tu Ejército a evitarlas.

Con la valentía de los fieles, la Iglesia al principio estará a favor de esa Defensa.

No lo será luego. Cuando todo esté muy convulso.

Diles que no retiren los Sagrarios.

Haced guardia en los Templos.

Pero irremediablemente esto tendrá lugar al final.

Están esperando que el Papa de un traspiés para borrarse de esta Iglesia y seguir la suya.

Ellos mismos Abolirán el Sacrificio Perpetuo.

Mensaje de la Virgen, 19-08-2015 (parte)
(Ermita de Nuestra Señora de la Soledad)

España de siempre ha sido fiel defensora del Papa. ¿Qué os puedo ver, hijos míos, siendo sus más fieros atacantes y detractores? Oh... esto hiere mi Corazón. Ya no escucháis a la Madre, como en otros tiempos lo hacíais. No escucháis... me tenéis olvidada y encorsetada a vuestros gustos, unos gustos humanos.

Mensaje de Jesús, del 23-08-2016 (parte)

Hay algunos, bastantes, ¡muchos!, mensajes falsos sobre la  Gran Tribulación, sobre lo que vosotros tendréis que hacer en esos días, mis tiernas ovejitas.

Prepáralos en orden de batalla, porque van a empezar las profanaciones y los saqueos. Serán tantas que no podréis acudir. Pero a las que podáis acudir: ¡Defendedme!

He de parecer muerto. Pero no lo seré. La Iglesia revivirá.

No todas (Nota: las almas) vais a fallecer en estos días de la Defensa de la Eucaristía y la Defensa de la fe. Con otros poblaré la Jerusalén futura.

Ahora muchos están viendo que es verdad que los eclesiásticos no siguen la Ley de Dios. Muchos que no lo veían y que estaban con que «hay que obedecer a todo sacerdote». No, si ese sacerdote no sigue la Ley de Dios ni lo que (dice) quiere mi Papa.

Muchos de estos, que antes no seguían a lo que decía en tus Libros, te seguirán ahora. Y se hará más famoso.

Han de esperar, y todos esperan las instrucciones que Yo he de dar por tu medio. Y eso he de hacer. Y para eso te retiro y por ello te consagro en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

Mensaje de Jesús, del 24-08-2016 (parte)

Querida, el Cisma va ser menor.

— ¿Por qué?

Gracias a ti. Porque algunos harán caso de estos Mensajes.

— ¿Por qué dices eso, Jesús? (Que será menor el Cisma)

Porque el número del Resto será mayor.

Atiende y registra toda la Revelación que quiero para esta Hora: Saldrá este Libro y, cuando se publique, tendrá mucha aceptación, mucho éxito. Tanto, que la Iglesia de España no se atreverá a hacerte nada, porque serás un profeta muy «popular». De momento será así.

Con los Tres Libros debes ir a Roma, y entrevistarte con el Papa, y...

— No estás diciendo esto, Jesús. Dime el Gloria.

Valiente niña: Gloria a Dios en las Alturas. Por la Gloria de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, lucha hasta el final. Gloria a Dios en el Cielo, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Se cumpla su Voluntad en ti y en todas sus criaturas.

...y avisarle de su encarcelación. Sera hecho prisionero en el propio Vaticano. En su lugar, erigirán al Antipapa, que dará camino al Anticristo, y vendrá la verdadera persecución contra toda la cristiandad, hecha desde la misma iglesia, la Falsa iglesia.

Al principio tendrá apariencia de muy acorde con la Ley y los Profetas (Nota: «La Ley y los Profetas»: Así denominan las judíos al Antiguo Testamento: Cfr. Mt 5,17; 22,40; Lc 16,16; etc.), muy fiel a los principios de la Tradición, los de toda la vida.

Querida, ya sé que me pides que todo esto lo diga a más gente. Lo diré, pero cuando termine de dictarte a ti. A partir de entonces, lo diré a más profetas.



sábado, 16 de julio de 2016

Permanecer con el sucesor de Pero (6)

En el siguiente mensaje que transcribimos (ver Tercer Tomo de los Dictados de Jesús a Marga: El Reinado Eucarístico), Jesús le revela a Marga que, a finales de 2015, terminarían las profecías que ha estado comunicándole —para ella y para toda la humanidad— desde 1998.

Bartolomé Esteban Murillo
Bartolomé Esteban Murillo. San Pedro en lágriimas (c.1650-1655)

Esas profecías terminaron con la publicación del Tercer Tomo, a principios de 2016. Luego, Jesús seguirá comunicándose con Marga “de otra forma y muy habitualmente”, y le promete que seguirá con ella, en Locuciones, hasta el final de sus días.

Una parte importante de las revelaciones privadas que hace el Señor ahora “para Marga y para toda la humanidad” es lo que tiene relación con la defensa del Papa Francisco. Por eso continuamos fijándonos en este aspecto fundamental de los mensajes que recibió Marga.

Sin embargo, es indudable que su contenido no se limita a este punto, pues tienen una riqueza que sólo se puede captar al leerlos y meditarlos todos, delante del Santísimo, como se recomienda en el sitio web oficial

Como siempre, recordamos que las negritas, en los mensajes, son nuestras. Lo que está en cursiva es de Marga. Ponemos entre paréntesis cuadrados [] nuestros comentarios a los mensajes.

--------------------------------

Mensaje de Jesús del 04-08-15 (parte)

Con relación al Papa actual (Francisco) vais a vivir muchas cosas que os van a dejar fuera de juego. La confusión se ha ido colando en la Iglesia, y más lo va a seguir haciendo.

La culpa no es de él, sino de los que le manejan.

No siempre iba a haber un Papa que frenara al Anticristo. El Anticristo había de venir. Y dejando que venga, este Papa cumple con lo que está previsto por Dios. Cumple con la Voluntad de Dios.

La Abominación de la Desolación no la va a propiciar él. La Abominación de la Desolación la habéis propiciado vosotros con vuestros crímenes. ¿Cómo acusar a un Papa de ponerla, con qué hipocresía, y dejáis que otros la cometan?

Este Papa estaba previsto por Mí y entra dentro de los planes salvíficos de Dios.

No es él el que admitirá a los divorciados vueltos a casar, pero le anularan su voz y voto, siendo prisionero en el propio Vaticano.

Otro Papa usurpador ocupara su puesto. Sera el garante de la Modernidad, pero bajo capa de buen hacer y Tradición.

Se querrá asesinar a Francisco, y tendrá que huir del Vaticano. Sufrirá mucho, hasta la muerte, y muerte de martirio. Sufrirá, sobre todo, al ver cómo la Iglesia se ha convertido en un mar de cadáveres, sobre los que él tiene que pisar, estando vivo (Nota a pie de página: “Estas frases recuerdan la Tercera parte del secreto de Fátima, revelado por la Virgen el 13 de julio de 1917 a los tres pastorcillos en Fátima y transcrito por Sor Lucia el 3 de enero de 1944. Fue hecho público por el Secretario de Estado, Cardenal Angelo Sodano, el 13 de mayo del 2000, y comentado por el Card. Joseph Ratzinger. Cfr. enlace), y sin poder haber podido evitarlo. Pensara muchísimo, como todos le dicen, que él es el culpable. Ahí tienes que ir tú a decirle que no lo es. Que no es así. El no pudo evitarlo. Tenía que venir así.

Para intentar evitar el Cisma tan anunciado, el Papa no se pronunciara en contra de los que planean la Comunión a los divorciados y la regulación de las relaciones contra natura dentro de la Iglesia. Este no pronunciarse en contra en el momento que debe hacerlo será tomado como un estar a favor, y será retirado del puesto por los garantes de «la Verdadera Tradición». Pero, retirando al Papa, ellos mismos se han puesto en contra del Papa, porque ponen como cabeza de la Iglesia a un Antipapa.

El Cisma no tiene una sola cabeza, sino que tiene varias. Es como esa hidra de dos, incluso de tres cabezas: Los que propugnan la liberalidad, a los que el Papa querrá atraer con su actuación para que no se desmembren, y los que propugnan la Tradición.

Pero dentro de estos que propugnan la Tradici6n están los que son lanzados por delante, como abanderados, para derrocarle (a este Papa), que son los considerados cristianos de siempre y formados, y luego los «falsos Tradicionalistas».

Estos son los que querrán apropiarse de esto para sus fines. Y luego, una vez que el Antipapa este a la cabeza, volver la Iglesia hacia la liberalidad de las costumbres y hacia el Caos, incluso al servicio de la Bestia (Cfr. Ap 13,lss; 17,3.8; Dn 7,3).

Todos los que, cegados por su orgullo, derroquen a este Papa, tienen difícil vuelta al Camino. Quiero que vuelvan y se arrepientan, pero nadarán en una confusión doctrinal y de ideas tal, que les será más que difícil volver.

—Jesús mío: si esto se publica antes de que pase, quizá consigamos frenarlo.

La fecha es antes de Semana Santa del 2016. Tiene todo ese margen. De enero a Semana Santa.

Lo que tenéis que hacer con este Papa es apoyarle.

Aunque no se manifieste excomulgando a los Obispos que plantean el Cisma, es abiertamente vuestro Papa. Él tiene otra estrategia. Cree que así se evitará. Pero no se espera que los mismos suyos le den la patada.

Tenéis que orar por él para que no se desespere creyendo que llevó a la Iglesia a la perdición.

La Iglesia con apariencia de Tradicionalidad es la Falsa Iglesia.

Y la otra, la Cismática, es otra cabeza de la hidra Cismática de dos cabezas.

Mi Papa esta con la auténtica. Esta Tercera Cabeza de la Iglesia es en realidad la única cabeza sola. Estad con él. Pero ahora es un estar con él en las catacumbas, porque a los Tradicionalistas que han contribuido a hundirle se les ha puesto alfombra roja y un pedazo de trono. Y no piensan que han entrado a formar parte de la Cismática al haber derrocado a este Papa y propiciado que venga el otro, el Antipapa. Ellos piensan que han defendido así la Iglesia, y que Bergoglio es el Cismático y a favor de todo ese Cisma abierto, que no es más que un señuelo para descabezar la Iglesia.

No existía otra forma de hacerlo.

La Madre ha procurado siempre cabezas (Se refiere a que ha procurado Papas según su corazón) muy acordes a Ella. Sólo lo han logrado (Habrán logrado quitar de en medio al Papa Francisco) engañándole y vendiéndole.

Los Papas propiciados por la Madre siempre han sido muy del agrado de su Corazón.

—Jesús: pues voy. ¡Déjame ir al Papa y decirle todo esto! Para que no se lo hagan.

Ya se lo han hecho. Ahora, cuando Yo ya te lo he dicho, ya se lo han hecho, y esta todo el aparato maquinador montado ya y en funcionamiento, en espera del momento final.

Una vez que el Antipapa este en el poder, ya le será más fácil hacer todo.

Toda esa vez ya haciendo eso, será un «¡sálvese quien pueda!», por lo que ya no importara tanto quiénes están con la Tradición y quienes con la Liberalidad, pues será una (la) Persecución total, la Ruina de mi Casa (La aparente ruina de la verdadera Iglesia), la Muerte, su aparente muerte.

Quiero que en esos tiempos os hagáis uno con la Eucaristía y, en Adoración perenne, unidos a mi verdadero y autentico Papa, estéis luchando y sentando las bases para el Verdadero Reinado de Cristo, que es el Reinado Eucarístico.

Puedes irte. Puedes irte, sí. Más cosas embotarían tu mente y tus ánimos. Todavía tú no lo puedes resistir. Y Nosotros vamos dándote la Revelación poquito a poco, con cuentagotas, con relación a tus fuerzas.

[Este mensaje es importante para saber discernir lo que está pasando actualmente en la Iglesia. Muchos piensan que el Papa Francisco —con sus frases dichas pastoralmente y que los medios se encargan de difundir deformándolas— está propiciando una gran confusión en la Iglesia, y dando pie a que muchos pastores orienten a sus fieles hacia el laxismo y en contra de la Tradición. Pero no es así.

Jesús nos aclara que el Papa Francisco es recto de corazón y no hace más que cumplir los designios de Dios para estos momentos. Por otra parte, es verdad que a su lado hay “lobos” (como decía Benedicto XVI) que son enemigos de la Iglesia y le tienen como prisionero en el Vaticano.

El Papa Francisco desea evitar el Cisma, pero al final no podrá hacerlo.

Es el momento, por tanto, de defender el Primado de Pedro y de rezar mucho por el Papa Francisco (y también por el Papa Emérito Benedicto XVI, que hace recientemente celebró su 65° aniversario de ordenación sacerdotal —unido al Papa Francisco— y que es el “miembro contemplativo” del Ministerio Petrino), poniendo como intercesora a Nuestra Señora (hoy celebramos a festividad de Nuestra Señora del Carmen), para que continúe cumpliendo la misión que Dios le ha confiado, Dios lo conserve y no lo entregue en manos de sus enemigos.

Es importante también continuar adorando la Santísima Eucaristía y reparando por todas las ofensas que recibe y la indiferencia de la que está siendo objeto en el mundo entero].